11 secretos de oro del multimillonario John D. Rockefeller

¡Aprende de las personas que han dejado huella en el mundo! Te invitamos a que veas estos 11 secretos de oro del multimillonario John D. Rockefeller.

Empecemos con lo básico, pues debemos contextualizarnos todos con el tema: ¿quién fue este personaje? O mejor dicho, quién sigue siendo, pues aún se considera un símbolo de riqueza y un referente de éxito. John D. Rockefeller fue un empresario e inversionista estadounidense, que se destacó en el campo de la industria petrolera. Una de las cosas que más sorprende de su ejemplar historia es que consolidó su enorme fortuna empezando desde cero, y buena parte de esta, era destinada a obras de caridad.

Se dice que por medio de su astucia, ingenio, esfuerzo y valentía, fue que logró deslumbrar como empresario, hasta llegar al punto, de que ninguna otra organización en toda la historia iguale lo que la suya alcanzó. Hay que destacar que fue una persona bastante ordenada y planificadora, pues sabía que el tiempo vale oro, así que supo aprovecharlo al máximo.

Veamos a continuación qué tiene por enseñarnos este hombre que, a pesar de que murió hace un buen tiempo, todavía tiene mucho por aportarle a nuestra humanidad:

Si nuestro único objetivo en la vida es atesorar dinero, jamás lo lograremos

secretos-multimillonario-john-rockefeller-7

Creative Commons/ Jorge Toro

John D. Rockefeller nunca tuvo la básica ambición de ser rico. Él prefirió construir las bases de su éxito y hacer lo correcto. Siempre tuvo claro que hacerse millonario fue solo una consecuencia de su sabiduría.

Es primordial consolidar un buen carácter y reputación

secretos-multimillonario-john-rockefeller-4

Creative Commons/ Boston Public Library

Y lo mejor es hacerlo desde que se está joven y trabajar en ello día a día. Además de hacer lo que es correcto, debemos asegurarnos de que los otros sepan que lo estamos haciendo. La reputación personal y profesional valen mucho.

Riqueza y felicidad no significan lo mismo

secretos-multimillonario-john-rockefeller-9

Creative Commons/ Oscar Ruiz

Rockefeller no tenía ni la menor duda de que ambas eran realidades muy diferentes y no siempre iban juntas. Por supuesto, era consciente de que era mucho mejor ser feliz que simplemente rico.

Si queremos avanzar debemos explorar nuevos rumbos

secretos-multimillonario-john-rockefeller-2

Creative Commons/ Wally Gobetz

Definitivamente hay que buscar nuevos caminos y abandonar los que todos recorren si deseamos ser exitosos. “No tengas miedo de renunciar a algo bueno por algo excelente”, decía este gran hombre.

Ser perseverante es la clave

secretos-multimillonario-john-rockefeller-10

Creative Commons/ Maria Benitez Montero

Hay que trabajar duro, muy duro, para llegar a la cima. No podemos rendirnos hasta la más mínima dificultad, pues como dice el dicho, “sin dolor no hay ganancia”.

Cree en ti

secretos-multimillonario-john-rockefeller-3

Creative Commons/ South Bend Voice

Es la base de cualquier cosa que se quiera emprender. Habrá personas que apuesten por tus cualidades y vean mucho potencial, pero si no te tienes confianza y no lo das todo por ti mismo, ¿de qué sirve eso?

Aprende a tomar decisiones

secretos-multimillonario-john-rockefeller-6

Creative Commons/ Tomás Sánchez

Y esto es definitivo: tu futuro y bienestar depende de las decisiones que tomes a lo largo de tu vida. Así que intenta ser siempre sensato y evalúa cada paso que vas dando. Equivócate, sí, es algo que siempre pasará, pero esmérate por corregirlo y mejorarlo.

Adquiere la capacidad de ver oportunidades donde menos te lo esperas

secretos-multimillonario-john-rockefeller-8

Creative Commons/ José Miguel

¿Qué significa? Convertir los desastres en oportunidades. Los malos momentos con seguridad que pueden traerte cosas buenas. Cuando una puerta se cierra otra se abre. Sé positivo y ve más allá de lo básico.

Nada como una buena actitud

secretos-multimillonario-john-rockefeller-11

Creative Commons/ Luis Reigada Seijas

¿Qué crees que importa más? ¿Ser un sabelotodo o tener una excelente actitud para aprender todos los días de tu trabajo y de las personas que te rodean? Definitivamente la segunda opción pesa más. No te cierras a nada y todos te valorarán por ello.

Ojo con las amistades y los negocios

Creative Commons/ Alan Wu

Nos encanta esta valiosa frase que siempre decía el empresario Rockefeller: “La amistad basada en un negocio es mejor que un negocio basado en una amistad”. ¡Cuán cierto es esto!, ¿no crees?

¿Qué es una buena gestión?

secretos-multimillonario-john-rockefeller-5

Creative Commons/ Andrew

Mostrar cómo la gente común puede hacer perfectamente, y hasta mejor, el trabajo de los que supuestamente son superiores. ¡Esto sí que es un logro!