7 reglas en la mesa que te salvarán siempre

Comer es una de las acciones que más nos encanta. Por eso, te hemos traído 7 reglas que debes tener presente cuando estás en la mesa. ¡Échale un vistazo!

Empecemos aclarando algo básico: una cosa es comer solos sin que nadie nos esté observando, siendo dueños de nuestro espacio y sacando a flote las manías que por lo regular podamos tener. Pero otra muy distinta es compartir la mesa o comer en compañía de otras personas. En este punto precisamente es en donde debemos pensar en los demás y demostrarles respeto con un comportamiento apropiado ya sea durante un desayuno, un delicioso almuerzo o una elegante cena.

De este modo, los buenos modales y la forma en que se expresa nuestro cuerpo, definitivamente son la carta de presentación de lo que somos. Y no se trata de presumir algo que no somos o actuar mecánicamente sin sentirnos cómodos con nosotros mismos: se trata de algo tan simple como aprender a pulir nuestras costumbres y hacerle ver a los demás que disfrutamos de su compañía y que queremos pasar un rato agradable con ellos sin tener que recurrir a exageraciones o poses absurdas.

Así, pues, que toma nota de lo que viene a continuación y compártelo con tus conocidos: ¡seguramente les será muy útil!

¡Cuidado con la forma en que te sientas!

reglas-en-la-mesa-2

Creative Commons/ Enrique Viola

Es decir, esfuérzate por mantener una postura correcta. ¿Te gustaría compartir la mesa con una persona cabizbaja, que solo demuestra desgana y que prácticamente quiere es recostarse y dormir sobre el mantel? ¡Por supuesto que no! Así que tú no hagas lo mismo: mantén tu espalda recta y procura que tus codos estén junto al cuerpo.

Espera a que todos se acomoden en la mesa

reglas-en-la-mesa-3

Creative Commons/ Laura

¿Qué quiere decir esto? ¡Ni por error comiences a comer sin que el anfitrión y los demás invitados lo hagan! La idea es compartir, así que no demuestres egoísmo y mala educación con esta simple acción.

Evita las carreras

reglas-en-la-mesa-1

Creative Commons/ SN Comunicación

La idea no es que te engullas tu plato sin siquiera disfrutarlo. La comida tiene su ritmo, así que trata de sincronizarte con los demás. Respira, saborea, conversa, ¡mastica tranquilo por más hambre que tengas! No le des a entender a tus compañeros que tienes afán.

Pide el favor de que te acerquen los objetos

reglas-en-la-mesa-5

Creative Commons/ Cafeólogo Cafeología

Si deseas darle sabor a tu plato con pimienta, sal u otro condimento, ¡por nada del mundo pases tu brazo por encima de los demás! Mejor pídele el favor a alguien de que te lo acerque. Esto es cortesía y delicadeza.

Cancela el uso del celular

reglas-en-la-mesa-7

Creative Commons/ Zeetz Jones

O bueno, si necesitas recibir o hacer una llamada con urgencia, retírate con una disculpa. Pero no le faltes el respeto a los demás chateando al lado de ellos y aislándote de la conversación. Este es uno de los puntos en que te recomendamos que prestes mayor atención.

Mantén un balance entre hablar y comer

reglas-en-la-mesa-4

Creative Commons/ Friday&Sushi

Por ejemplo, si ya has cortado un trozo de carne o de cualquier otro alimento que esté en tu plato, cómelo de inmediato. No te pongas a hablar después de que lo has hecho, pues la idea es que también disfrutes de lo que estás comiendo.

Ojo con las pastas

reglas-en-la-mesa-6

Creative Commons/ Zeetz Jones

Como a veces es un poco complejo comerlas, te recordamos que hay que hacerlo con un tenedor y luego darles dos vueltas para que queden bien sostenidas. Para que no queden colgando, córtalas suavemente con un cuchillo. Ten cuidado con los movimientos bruscos, pues nadie querrá que tu comida salga volando.