Las 9 cosas que delatarán que ya no tienes 20

¿Últimamente vienes sintiendo que no eres el mismo de antes? Pues entonces este post es para ti: 9 cosas que delatarán que ya no tienes 20. Qué triste como corre el tiempo. Definitivamente la juventud es algo muy preciado y hay que aprovecharla mientras la vivimos.

Por eso, te invitamos a que descubras con nosotros si en realidad estás presentando serios síntomas de vejez. Y tranquilo, no caigas en depresión: aquí ya lo hicimos y créenos que es duro, muy duro, darnos cuenta de que no tenemos la misma vitalidad que teníamos antes. El cansancio llega, las prioridades cambian y nos perturba el hecho de ser adultos, especialmente, porque lo que hay en nuestros bolsillos siempre estará destinado a cumplir con nuestras responsabilidades.

¿Aún tienes dudas de que ya no eres tan joven? Pues presta atención a lo que viene a continuación y cuéntanos si te sientes identificado con alguna situación. Si es así, acéptalo: ¡los años no vienen solos! Y si no, igual compártelo con tus conocidos y amigos, seguro habrá alguien que sí se identifique.

Desayunas viendo el noticiero

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-2

Creative Commons/ puercozon

Lo que antes parecía no importarte, ahora te preocupa: si no estás actualizado acerca de lo que acontece en el entorno nacional e internacional, ¡no eres nadie! Y claro, no puedes pasar semejante vergüenza. Aunque para ser sinceros, sabemos que en el fondo sí te afecta lo que sucede.

Dejas propinas decentes en los restaurantes y los bares

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-6

Creative Commons/ Gild Bcn

Ya eres consciente de lo que vale el trabajo de los demás y estás más pendiente de si lo hacen correctamente. Así que si quedas satisfecho con el servicio de algún mesero o barman, no dudarás en darles su buena ración.

Duermes siesta para poder salir en la noche

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-4

Creative Commons/ David Cornejo

Trabajas todo el día por más de 8 horas, así que si te invitan a tomarte unas copas en la noche, no concibes hacerlo sin antes descansar por un tiempo considerable y darte una ducha. Si no haces esto lo más seguro es que a las 10 de la noche estarás desesperado por marcharte.

Los domingos te despiertas a las 8 de la mañana, si es que no es antes

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-1

Creative Commons/ Siendo Saludable

Aunque parezca increíble reconocerlo, así es. Pareciera que la cama te pica y necesitas aprovechar el día. Así que te levantas temprano para hacer deporte, ir al supermercado o hacer alguna otra diligencia dominguera.

Comer un trozo de pizza te aumentará 5 kilos

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-7

Creative Commons/ Matt Harris

Bueno, tampoco vas a negar que te gusta “pecar” y darte tus gustos cuando comes, pero ahora lo piensas más tanto por temas estéticos como de salud. Te interesa ver la tabla nutricional de lo que consumes y si no cumple tus expectativas, no dudas en sacarlo de tu dieta.

Un guayabo de viernes te dura hasta el lunes

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-3

Creative Commons/ Hache

Esto sí es que es doloroso. Ya no es lo mismo despertar con un poco de resaca y que te dure hasta el medio día si tomas alguna aspirina, que seguir con el terrible malestar hasta el lunes que madrugas a trabajar. La única explicación de que esto suceda, claramente es que ya ni tu metabolismo ni tú tienen 20.

Ya no ansías que sea viernes para irte de fiesta

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-5

Creative Commons/ Christian Rodriguez Gonzalez

¡Ahora lo único que quieres es descansar! De hecho, los viernes son el día de la semana que más cansado te sientes, así que por lo general tu plan nocturno es ver televisión, prepararte algo de cenar, y dormirte a las 11 de la noche.

Descubres que ser adulto es más complicado de lo que creías

cosas-delataran-ya-no-eres-joven-8

Creative Commons/ Marcos GP

Y por consiguiente, que la plata es solo un espejismo. Las quincenas te duran dos días y no precisamente porque te la gastas en fiesta: ¡es porque ahora tienes que pagar las tarjetas de crédito y la salud, el celular, mercar, los servicios, entre otra infinidad de obligaciones.