Las 9 cosas que deberías dejar ir

¿Quieres vivir en paz contigo mismo y experimentar lo que es la felicidad? Entonces no dejes de leer este post: 9 cosas que deberías dejar ir de tu vida.

Muchas veces nos pasamos los días ocupándonos con situaciones que realmente no le aportan nada a nuestra existencia. Inclusive lo hacemos con personas que solo nos hacen retroceder y finalmente no nos ayudan a sacar lo mejor de nosotros, sino lo peor. Si sientes que esto es lo que te sucede con constancia, ¿no crees que ha llegado la hora de irlo erradicando y pensar en crecer como profesional y persona? ¡Aprovecha que estamos cerca de comenzar un nuevo año y es la época ideal para redefinir tu proyecto de vida, y si aún no lo tienes, ¡pues comienza a diseñarlo! Concentra tus esfuerzos en hacer lo que amas, potenciar tus capacidades y en dejar a un lado lo que te estanca.

Si aún no tienes claro qué es lo que debes apartar de tu camino, presta atención al pequeño check list que hemos diseñado para ti. Estamos seguros de que te será de gran ayuda. ¡Manos a la obra!

Personas que te estancan

cosas-deberias-dejar-ir-1

Creative Commons/ Julián Pavón

Es decir, malas compañías. Gente que lo único que tiene por aportarle a tu vida es negativismo, malos hábitos y no te permite ascender ni acercarte a tus propósitos. No hay nada más lindo que rodearse de amigos y familiares que nos inspiran, así que por ello.

Miedos e inseguridades

cosas-deberias-dejar-ir-4

Creative Commons/ Sonisons

Libérate de cualquier pensamiento negativo, ¡deja de temerle a lo que vendrá y arriésgate a vivir nuevas cosas! Sueña metas grandes, ve más allá de lo que tienes al alcance e intenta concienciarte de que sí puedes lograr lo que te propones. ¡No dejes adormecer tu potencial!

Ya es hora de decirle adiós a los ex

cosas-deberias-dejar-ir-2

Creative Commons/ David Cornejo

Si no estás con ninguno de ellos es porque simple y sencillamente ya hicieron lo que tenían que hacer en tu vida, su misión terminó y para ti vendrás mejores cosas. No te perturbes más por lo que viviste o no alcanzaste a vivir con ellos. Pasa la página y abre tu corazón y mente a nuevas oportunidades.

No te obsesiones con ejercer lo que estudiaste

cosas-deberias-dejar-ir-5

Creative Commons/ Mar Coll del Tarré

Sí, dentro de la teoría es lo supuestamente correcto, pero si no es lo que te hace feliz, no lo hagas. Tú solo dedícate a aprovechar el tiempo haciendo lo que te llena y apasiona y con seguridad tendrás éxito.

Deja atrás esas conductas que la sociedad nos impone

cosas-deberias-dejar-ir-7

Creative Commons/ Héctor Domínguez

Casarse, tener hijos, trabajar y trabajar para comprar una casa, que un posgrado o una maestría. Sí, son momentos de la vida que la mayoría de las personas anhelan, pero no con todas sucede así. Y si tú no estás dentro de ese marco, ¡no te agobies! Lo correcto es seguir nuestra propias convicciones y actuar de acuerdo a lo que se ajusta a nuestra personalidad. Si así sientes que progresas, bien por ti.

¿Aún recuerdas lo malo que te sucedió en el pasado?

cosas-deberias-dejar-ir-8

Creative Commons/ Cherco

Si es así estás sufriendo porque quieres. El pasado pasado está y que te aburras o abrumes no va a solucionar nada. Los sentimientos negativos afectan no solo tu salud mental sino que también terminan desencadenando enfermedades físicas, así que ten cuidado y ten una actitud más positiva frente a la vida. ¡Hay agradecer por lo bueno que tienes y disfrutarlo!

Haz lo importante ahora

cosas-deberias-dejar-ir-6

Creative Commons/ Jone

Deja de postergar todo por mucha pereza que tengas. No saques excusas y enfócate: recuerda que el tiempo pasa y no vamos a tener las mismas oportunidades que hoy se nos presentan. No se trata de alarmarse y vivir con afanes, se trata de ocuparnos y no de preocuparnos.

Sé bueno contigo mismo

cosas-deberias-dejar-ir-3

Creative Commons/ Oiha23

Autoevaluarnos es algo muy positivo y que hay que hacer para pensar en crecer día a día, pero cuando cruza los límites, en vez de aportar nos destruye. Arriésgate a autocriticarte pero no te castigues, también tienes cualidades por exaltar. Y si encuentras que hay varias cosas malas, pues decídete a mejorarlas, no te lamentes.