7 cosas que comes que dan cáncer de estómago

¿Qué tal si hablamos un poco de salud? Observa estas 7 cosas que comes y que dan cáncer de estómago. ¡Ten mucho cuidado!

Seguramente en los últimos tiempos es cuando más has escuchado mencionar aquella frase que dice “eres lo que comes”. Y bueno, es cierto que se ha convertido en un cliché y que son demasiadas las personas que ven el tema de la alimentación saludable como una moda. ¿Pero sabes una cosa? Es mil veces mejor caer en esta moda y decidirse a cambiar los malos hábitos, que continuar llevando una vida que lo único que hace es hacerle daño a tu cuerpo.

En definitiva la alimentación es la que se lleva un gran porcentaje de culpabilidad cuando tu organismo trabaja bien o mal. De hecho, la naturaleza es tan perfecta, que el mismo cuerpo se encarga de enviarte señales cuando algo no anda bien. ¿Cómo lo hace? Por medio de la apariencia de tus dientes, uñas, pelo, ojos, lengua, entre otras partes que lo componen. Pongamos un ejemplo muy simple: si tu pelo se cae con constancia y tus uñas son débiles y amarillentas, es muy probable que además de consumir alimentos con mucha azúcar refinada y de tener el hábito de fumar, te esté faltando ingerir vitamina C, que se encuentra presente en las frutas cítricas y en el brócoli.

Pensando en tu bienestar y en el de las personas que te rodean, es que hemos decidido realizar este post. Toma nota de los alimentos que causan cáncer de estómago y presta mucha atención si los consumen con frecuencia. Remplázalos por opciones más saludables y no te olvides de compartir esta información: ¡todos tenemos que tomar medidas preventivas!

Pescado salado

cosas-comes-cancer-estomago-8

Creative Commons/ Fernando

Este alimento, pese a ser altamente consumido en países asiáticos y nórdicos, aumenta el peligro de contraer no solo cáncer de estómago, sino también de nariz y colon. Y es que en general comer cosas muy saladas es perjudicial, tanto es así, que también han llegado a relacionar este hábito con el desarrollo de cáncer de ovario y de próstata.

Salmón

cosas-comes-cancer-estomago-6

Creative Commons/ Sher Yip

¡No te asustes! Nos estamos refiriendo a aquel que es cultivado y para tener resistencia al fuego, a plagas y demás pestes, termina siendo infectado por químicos cancerígenos, además de presentar escasez de vitamina D.

Harinas blancas refinadas

cosas-comes-cancer-estomago-5

Creative Commons/ Javier Marca

Definitivamente son mortales. El alto consumo de carbohidratos refinados aumenta en un 220% el riesgo de contraer cáncer de seno. ¿Qué es lo que sucede aquí? Este tipo de alimentos disparan los índices de glucosa, y de una forma directa, estimulan el crecimiento y reproducción de células cancerígenas en todo el organismo.

Los embutidos o carnes procesadas

cosas-comes-cancer-estomago-3

Creative Commons/ Augusto

Las salchichas, la tocineta, entre otras carnes frías, contienen nitrito de sodio y nitrato de sodio para que se conserven frescas y con buena apariencia. El problema de estas sustancias, es que aumentan el riesgo de contraer varios tipos de cáncer. Si amas este tipo de alimentos, cuando los estés comprando verifica que provengan de animales herbívoros.

Los refrescos

cosas-comes-cancer-estomago-2

Creative Commons/ doctor muerte

Aunque suene fuerte la expresión, hay que decirla: ¡son lo peor que puede haber! Están compuestas por altos índices de azúcar, químicos y colorantes que acidifican el organismo y solo ayudan a que las células cancerígenas crezcan y se multipliquen con mayor rapidez.

Papas fritas

cosas-comes-cancer-estomago-1

Creative Commons/ Hugo Londoño

Y también todas esas chucherías que vienen en paquetes. Aunque son uno de esos antojos que causan más debilidad, sobre todo cuando queremos ver una película, también son altamente dañinos por la cantidad de grasas saturadas que tienen.

Enlatados

cosas-comes-cancer-estomago-7

Creative Commons/ Salvi Moca

El forro que tienen casi todos, contiene BPA, un químico que para la actividad hormonal en el cuerpo. Los enlatados no solo generan cáncer, sino también enfermedades cardíacas, intestinales, infertilidad, entre otras. Además, se ha comprobado que los más dañinos son los tomates, pues su gran acidez hace que el químico BPA se impregne en ellos.