Los 13 alimentos que jamás debes guardar en tu nevera

Mira los 13 alimentos que jamás debes guardar en tu nevera. Seguro te llevarás una sorpresa tal y como nosotros la tuvimos: ¡nunca lo hubiéramos pensado!

Es muy normal que hoy en día, sobre todo en las familias, las personas compren los alimentos casi que al por mayor, es decir, en gran cantidad para poder alimentarse durante 15, 20 días o hasta un mes. Sin embargo, esta acción nos obliga a guardar buena parte de ellos en el refrigerador para que se conserven por más tiempo. Aunque… ¡oh sorpresa! Resulta que hacer esto es mucho peor, pues altera sus propiedades y el sabor que poseen. ¿Lo sabías? Si tu respuesta fue no aprovecha este post porque te contaremos cuáles son. Y si fue sí, ¡felicitaciones! Te la pasas más informado que cualquiera y tienes claro que con la salud no se juega.

Toma nota de lo que viene a continuación y cuéntanos si solías ordenar estos alimentos en tu nevera, porque lo que somos nosotros, sí hemos llegado a hacerlo con las frutas y las verduras. ¡Así, pues, que te invitamos a que aprendamos juntos la lección!

 

Piña

alimentos-jamas-guardar-nevera-13

Creative Commons/ DOLCEVITA

El frío hace que su vulva sea pastosa y su cáscara se vea negra. Al ser una fruta tropical, la piña está acostumbrada a temperaturas altas, y de este modo, no es recomendable ubicarla en espacios por debajo de los 10 grados. 

Papaya

alimentos-jamas-guardar-nevera-12

Creative Commons/ Tatters ❀

Al igual que la piña, es una fruta tropical. Las bajas temperaturas anulan las enzimas que permiten que su proceso de maduración se realice con éxito, y tenerla en la nevera, es provocar que su apariencia sea desagradable, al igual que su sabor.  

Banano

alimentos-jamas-guardar-nevera-10

Creative Commons/ Helena de Riquer

El frío de la nevera no afecta mucho el sabor de un banano pero sí su apariencia, y como sabemos, todo entra por los ojos. ¿Qué sucede? Su cáscara se oscurece y la fruta en sí se vuelve pálida. 

Aguacate

alimentos-jamas-guardar-nevera-2

Creative Commons/ Gahbead

Si no quieres que tus ensaladas o demás platos tengan un aguacate insípido, duro y con apariencia oscura, no lo almacenes en el refrigerador. Si está maduro y no quieres que se pierda, es mejor que lo ubiques en un lugar fresco y con poca luz.

Melocotón

alimentos-jamas-guardar-nevera-4

Creative Commons/ marila64

¿Sabías que el melocotón, al igual que la ciruela, el melón y el albaricoque, pierde su sabor cuando se encuentra a menos de 10 grados? Lo que pasa es que el frío altera negativamente su sabor y textura, pues son frutos veraniegos. Así que recuerda sacarlos del refrigerador si es que lo tienes allí. 

Frutos secos

alimentos-jamas-guardar-nevera-8

Creative Commons/ Jonathan Pincas

Estos, al igual que la pasta, los cereales, las harinas, la sal y la comida deshidratada, cuando tienen contacto con una nevera se echan a perder. La verdad es que estos alimentos se conservan naturalmente bien en lugares secos.

Perejil

alimentos-jamas-guardar-nevera-9

Creative Commons/ Zu Sanchez

Este, junto con otras hierbas aromáticas como la albahaca, se marchita con facilidad y pierde la fragancia que tiene por naturaleza al absorber la de los demás alimentos. ¿Recomendación? Hacer de cuenta que son flores y ponerlas en un recipiente con agua.

Cebolla

alimentos-jamas-guardar-nevera-3

Creative Commons/ Eduardo Seguy

¿Quieres que tus cebollas se ablanden y cojan moho con mayor rapidez? ¡Mételas a la nevera! Y sumado a esto verás que les saldrán pequeños brotes. Tampoco pienses en ubicarlas junto con las papas, pues se pudren con más agilidad. Lo que hay que hacer es conservarlas en un lugar fresco y seco. 

Chocolate

alimentos-jamas-guardar-nevera-7

Creative Commons/ Steve Miller

Con solo fijarte en qué parte lo ubican en los supermercados, entenderás que este alimento no es apto para una nevera. Seguro recuerdas que cuando lo has metido en una de estas, a las horas su superficie está rodeada de una mancha blanca. Para que el chocolate se mantenga, solo basta con tenerlo en un espacio de temperatura fresca. 

Calabacín

alimentos-jamas-guardar-nevera-11

Creative Commons/ Manuel

El calabacín y otras verduras como las berenjenas y los pimientos, ya sea que estén cortados o sin empezar a consumir, deben permanecer por fuera de la nevera. Una clave es comprar en pequeñas cantidades, calcular bien qué es lo que se piensa comer para no desperdiciar alimentos.  

Quesos magros

alimentos-jamas-guardar-nevera-5

Creative Commons/ Martí Vicente

Nadie quiere que su delicioso queso seco tenga un mal sabor. Por eso, te recomendamos tenerlo en un lugar fresco envuelto en papel, para que se conserve bien. Si no quieres que se se reseque más, rociarlo con un poco de aceite es una buena opción. 

Miel

alimentos-jamas-guardar-nevera-6

Creative Commons/ thierry masson

Créenos, no existe una sola cosa que argumente que la miel deba ir en el refrigerador. Esta tiene todos los componente necesarios para permanecer sana y salva en un recipiente bien cerrado. De hecho, si llegas a refrigerarla, esta se cristaliza.

Tomate

alimentos-jamas-guardar-nevera-1

Creative Commons/ AW17 Comunicação

El frío convierte su pulpa en una pasta insípida y harinosa, además de que estropea su proceso de maduración. Lo mejor es tenerlo en un lugar fresco, a temperatura ambiente. Y si es muy necesario meterlo en el refrigerador por el exceso de calor, te aconsejamos sacarlo un día antes de prepararlo para que se pueda recuperar un poco el sabor.